La locura

Malou es rusa. Trabaja de traductora en los juzgados, para la Generalitat. Llega tarde a clase, pero nunca le digo nada. Lleva unos días sin venir y la verdad, es que no se entera de nada. No le pego la bronca, pero le recuerdo ese detalle y le digo que es normal que no se entere de nada, si hace cuatro clases que no la veo y cuando viene parece que esté en otro mundo. Se le escapan las lágrimas y me explica, así bajito, que va a tres juicios por mes, que no entiende nada de este país, que se está separando…. Estoy por llorar con ella, así que le digo que luego nos tomamos un café juntas. Y sí, después de clase, nos tomamos un café. Me explica una historia rocambolesca. Su marido, que pertenece a una de esas familias importantes de farmacéuticos catalanes ha estado seis años engañándola. Que lo último ha sido con transexuales que lleva a casa y que se masturban en el comedor de su casa delante de su hijo de seis años. Que se vino desde Dinamarca, donde dejó un trabajo, perdió su casa y todas las facilidades que allí le daban por estar con él, porque la familia de él la acosaba para que sus nietos viviesen en Barcelona, cuando ya las cosas en su matrimonio no iban demasiado bien, pero que ahora ha llegado al absurdo. Que su suegra la quiere echar del piso donde vive con sus dos hijos si no deja que su marido viva allí, aunque lleve a todos sus amantes al piso familiar, pero que hay que guardar las formas y la familia es lo primero. Que ella está en tratamiento psicológico porque el shock que se llevó el día que se encontró a su marido fue demasiado fuerte… ella, que dice, ya había visto de casi todo. Que su hijo tiene pesadillas. Que esa familia (pudiente) que tiene varios pisos cerrados en diferentes zonas de Barcelona le obligan a dejarlo el 13 de diciembre (nietos incluidos). Que firmó un documento, aconsejada por su abogada en aquel momento,  en el que reconocía  voluntariamente ella dejaría el piso y que ahora intenta recurrirlo, porque parece ser que a la abogada “alguien” le dio 20000 euros para que ella firmase ese papel. Que ella quiere dejar ese piso, pero que necesita un tiempo para poder ahorrar un dinero y poderse buscar otro.  Que suerte que ha estado trabajando para Lidia Falcón en los juzgados, y que cuando le explicó su caso, se ha ofrecido a ayudarla….

A mí a veces la vida me parece una locura. Hay gente a la que parece que todo le va “suave”… Nacen, crecen, se reproducen y mueren (sí, como las cucarachas), sin que nada aparentemente se desmonte a su alrededor. Hay otros que parece que hayamos pisado mierda al nacer y no, no de la que da buena suerte precisamente. Supongo que eso tiene vivir. VIVIR. Así con mayúsculas.

6 comentarios en “La locura

  1. Leo esto y mis problemas parecen nada. Esos sí que lo son!!
    Me da gusto que puedas escucharla, al menos es un poco de buena onda en medio del suplicio que vive Malou.
    Un beso nena.

  2. Espero que Lidia Falcón se deje la piel por ella.
    Lo de las masturbaciones delante de los hijos es delito y si no ha prescrito puede ir a una comisaría de los mossos d’esquadra y denunciarlo.
    Supongo que su abogada ya se lo indicará.

    Besos.

  3. A mí me parecía una locura cuando me lo explicaba. Y también tuve la sensación de que mis problemas hacían flop y se minimizaban.

    Luego hablamos de otras cosas… y creo que también le fue bien.

    Besos a discreción… :)

  4. En este caleidoscopio que es la vida, la sociedad, la masa hay historias que alivian las nuestras. No es consuelo, es normal que las heridas propias duelan mas, pero nos da la medida en que no hemos sido los unicos elegidos para ser machacados, y que quiza tendremos nuestra dosis de pena y felicidad como todos.
    Un besote ya helado

  5. Si los hijos de Malou no tienen dónde vivir la ley les protege por encima de cualquier otra consideración. En principio el documento que firmó es nulo y en cualquier caso puede continuar viviendo en la casa con sus hijos en tanto se resuelve la cuestión. Me gustaría saber como termina esta historia y colaborar para que termine bien. ¿Podrías darle mi email o tener yo el suyo?

    ¡Saludos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s