En la vida, un día, se descubre lo esencial. No  va más. Uno se pregunta “¿Por qué?…¿Cómo?…¿Qué estoy haciendo?…¿Adónde voy?…”. Y para sentirse en paz con uno mismo hay que parar de correr, tomarse tiempo para reflexionar,  hacer tabla rasa de muchos hábitos, de una montaña de prejuicios, y no pensar más en el qué dirán que atenaza la existencia con un traje demasiado estrecho

60,000 millas a vela. Françoise Moitessier

4 comentarios en “

  1. Si, y también despedirte de ciclos de tu vida. Archivarlos y empezar uno nuevo. Eso no es fácil. Y además si eres un poco sentimental duele bastante.
    Yo siempre había imaginado mi vida como una secuencia lógica donde las personas con las que me relacionaba iban a estar siempre, independientemente de que mi relación con ellas fluctuara en función de mil cosas. Pero que siempre iban a estar. Al menos así pensaba hasta hace unos pocos años.
    La sorpresa fue descubrir que no iba a ser así. Que a partir de cierto momento tu no diriges tu vida por mucho que creas que así es.
    Estás tan condicionado que lo que tienes es un espejismo de libertad y otro de que el timón de tu vida lo gobiernas tú, y no, no es así.
    De repente todo empieza a ir muy deprisa y cuando te enteras de las cosas ya han sucedido… y empiezas a sentir que la vida te lleva hacia no sabes donde.
    JO, menudo rollo… lo siento, ya paro.

    Besos.

  2. A veces muy deprisa…otras muy lento…inexplicables ritmos, pero aún en ambos es importante detenerse un segundo, palparse a sí mismo y decirse: soy yo y estoy aquí
    besos

  3. A veces, cuando os leo (o cuando leo otros textos), me doy cuenta que todo lo que se siente, se vive… no es más que repeticiones de otro. Es curioso, porque creo que ese sentimiento (elporqué, elquéhagoaquí, elcómomemetienesto, o porquenopuedoconservartodaslaspersonasdemivida) es algo que se repite en unos y otros. No consuela, pero como sé que otros pasaron por lo mismo, sé que no mata. Ni el tedio de la rutina, ni el desamor, ni la nostalgia, ni nada de eso….
    Besos matinales
    PD: Ustedes dos madrugan mucho ¿no?

    1. Si, después que dejé la adolescencia empecé a madrugar, ya no lo puedo evitar ni el fin de semana…y últimamente tengo un despertador de dolor que no falla :-), por eso es bueno tu texto mañanero
      besos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s