Habla despacio, con una voz de esas susurrantes. Y se acompaña con gestos suaves, moviendo las manos (grandes) pero sin aspavientos (como hacía Estrellita). Tiene una sonrisa limpia, de esas de “buena persona” (que además me consta que lo es). Y una mirada (a ratos) triste, de niño que se ha perdido (que también me consta que así ha sido). Y nos vamos llenando de complicidades: un recuerdo compartido, una nota en la bandeja común, una canción que nos enviamos…..Es emocionante buscarse con la mirada, o con la sonrisa, o buscar el gesto del otro cuando alguien dice una burrada en medio de una reunión. Aunque nunca llegue a nada más.

7 comentarios en “

  1. Me gustan esas manos grandes y la complicidad que dices tener con él. Porque te hace bien despertar…

    A sorbos pequeños, niña de las espirales.

    Beso de quererte, de prima.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s