Dice toro…

…que me echa de menos. A ratos me pregunto si estoy. Y dónde estoy.

Os leo en silencio. A veces dejo un comentario aquí o allá… sin mucha pretensión. Sólo quiero sepáis que no me he ido del todo. Pero no tengo ganas de escribir. Ni de subir escaleras. Ni de levantarme por las mañanas (aunque lo hago). Me obligo a salir, a llamar a mis amigos, a reírme, a la clase de spinning, y a la sauna semanal (que relaja, sí que relaja y te deja medio tonta). Pero la verdad es que no tengo ganas de casi nada. Sólo la risa de Maria me hace moverme. Y la manera en que me mira y me dice “mami… te quiero mucho”. Yo me pregunto si alguna vez miré así a mi madre. Y sobretodo, si lo hice, si ella se dio cuenta.

9 comentarios en “Dice toro…

  1. Don’t give up
    You still have us

    Don’t give up
    We don’t need much of anything

    Don’t give up
    ‘cause somewhere there’s a place
    Where we belong

    and… spinning forever ! ;-)

  2. Claro que la mirarías así.
    Lo que ocurre es que con tanta sauna ya no te acuerdas.
    Aunque… ahora que pienso yo hago mi baño turco semanal desde hace mucho tiempo… ahora entiendo todo lo que me pasa.
    Sudé todas mis neuronas!!!
    Bueno Fá.
    Me quedo más tranquilo.
    Ya sé que es muy duro todo.
    Y cansa, y duele, y entristece, pero todo eso mejorará.
    No es ninguna mentira piadosa es una certeza.
    Muchas veces tenemos que vivir pasando los días como una letanía.
    Es un precio que hay que pagar.
    Pero vendrán de los otros.
    No lo dudes.

    Besos.

  3. Niña, que te quiero…

    Sólo quería que lo supieras. En medio de mil líos, te pienso y siento los días malos que te alcanzan.

    Abrazo y beso. De prima.

  4. No te preocupes, recupérate, disfruta, quítate las telarañas, carga con tu cruz… y cuando estés mejor sigue comiéndote el mundo como antes.

    Y no descuides un viaje a la capital del mundo. Sí, ésa en la que estás pensando…

  5. Si que te echamos de menos…a veces no sabemos si respetar tu silencio, decir algo o provocarte. Quizá nuestros comentarios pueden hacer poco por levantarte el ánimo, o (en mi caso), la natural metidura de pata de mis palabras hacerte sentir mal, o lejana…así que mejor enviarte un fuerte abrazo que quizá hable mejor por nosotros

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s