Los amores difíciles

Releyendo a Italo Calvino y sus “Ciudades Invisibles” (aprovechando que quería recuperar ese texto bonito que Candela me dejó en un comentario), he recorrido en la estantería sus otros libros. Me cae a la vista un título que, hoy por hoy, me parece de lo más acertado: los amores difíciles. Si hay alguno que no lo sea, debe ser el bueno. Siempre he pensado que los amores buenos son lo que fluyen. Si no fluye es que igual no debió de ser.

El problema es que nunca he sentido fluir nada (o igual hace tanto tiempo que no lo recuerdo). Mis amores siempre han sido a golpe de “currármelo”, de dejar espacios al otro, o de insistir, siempre con la sensación de si el otro se agobiará con cada una de las propuestas o le parecerá que no me he implicado lo suficiente. Siempre con el mea culpa encima. Creo que debería hacerle caso a Joselito. Lo que está claro es que no se pueden forzar las cosas. Que si uno quiere estar está. Y si no quiere, no va  a estar. Y  ser tan natural como ser uno mismo. Aunque últimamente ya no sé ni cómo soy.

5 comentarios en “Los amores difíciles

  1. El amor hoy en día es difícil por una razón muy sencilla: la gente no se aguanta. El sentido de compromiso y de elevarse por encima de las dificultades ha decaído enormemente. Dada esta situación poco se puede hacer, ya que cualquier pareja si le das el tiempo suficiente, atravesará momentos difíciles y será entonces cuando alguien decidirá que el “amor se ha acabado”, en lugar de echarle un par de huevos u ovarios e intentar superar las dificultades juntos. Los amores de hoy en día son amores de la LOGSE, de la ESO, amores de chichinabo. No es cuestión de dificultad sino de voluntad. La voluntad no está de moda. El amor no será posible sin este componente. Todo esto es solo mi opinión y espero no ofender a nadie.

  2. Quizá deberías dejar mas a que “el otro” se lo curre un poco mas. A veces no nos valoramos lo suficientemente y lejos de quedar mas valorados a los ojos del otro, quedamos como algo fácil, asequible y que no habrá que empeñarse mucho en tener. es así absurdamente contradictorio, cuando entre personas maduras deberían apreciarse mas los empeños en querer, en dedicarse.
    Personalmente creo que hay que buscar un equilibrio. Hay que dar, y esperar recibir, y luego dar un poco mas, y esperar recibir un poco mas…solo así se construye algo: desde la igualdad de sentimientos y de respeto…
    siento el rollo :-)
    besotes

  3. Opino como ZoeP y TS: debe fluir. Y aunque los argumentos de Agustin también los utilizo bastante, en el fondo siento que si ha de haber mucho sacrificio para mantener una pareja, no es normal. Eso sí, compromiso sí necesito, pero sin que eso suponga cortar las alas del otro. Supongo que la clave es el equilibrio del que habla Al. Y sí, yo también quiero encontrar a alguien que se lo curre un poco….:)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s