Miro sus gestos y ahora entiendo qué es la locura. Yo, que hace años pensé que me iba a volver loca de dolor, ahora descubro que no, que aquello no era locura. La locura es otra cosa.

6 comentarios en “

  1. Nunca estamos a salvo de perdernos. Y es esa fragilidad la base de la vida. Tan inmensa y tan pequeña…

    Te abrazo fuerte, niña de las espirales. Queriéndote…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s