Mari, Trini, Tania, Ramona…. o las mujeres de mi vida

Tengo la sensación que la vida nos da regalos en forma de personas. Sé que no siempre es así, que a veces tenemos la desgracia de encontrarnos con algún capullo y echamos de menos llevar a Justiniano del brazo :). Pero a mí últimamente se me han puesto en el camino varios regalos. Todas son mujeres, cargadas de ese instinto maternal que estoy necesitando. Como si vinieran a representar la madre que estoy dejando de tener. En realidad podría poner un puñado más de nombres (Mariajo, Juani, Juana, Rabel, Mónica, Tere, Yolanda.. ), pero ellas ya son mis amigas, no han sido nuevos encuentros.

  • Mari debe tener unos treinta años, aunque aparente más. Físicamente podría ser una gitanilla vendiendo en el mercadillo (es una expresión que he leído hace poco….), pero en realidad, es una madre que necesita un hígado nuevo. Una confusión médica ha hecho que su hígado funcione sólo al 35%.. y va cada vez a menos. Alguien le propuso que su hija podría darle ese trozo de hígado que le falta, pero con una negligencia médica en la familia me dice que tiene bastante, que ella no mete a su hija en un quirófano para quitarle un trozo de órgano. A pesar de sus miedos, y de sus problemas económicos, me sonríe, y me propone que si un día necesito dejarle a Maria que lo haga sin miedo, y así tengo un ratito para mí. Le digo que lo que necesitamos (las dos) es una fiesta loca…. y seguimos riéndonos.
  • Trini me tiene la cena preparada cuando llego el primer día de pluriempleo a su casa a recoger a Maria. Yo, que estoy hecha polvo y seguramente hubiera acabado cenando en casa cualquier mierda cuando llegase, le agradezco unas salchichas caseras y una ensalada como la mejor comida del mundo. Es toda mamá. “Tú te sientas ahí y te relajas, que de tu hija ya nos cuidamos nosotras”. Y Maria anda jugando por su casa con su hijo Alex y con Ricardo, el hijo de Tania.
  • Tania es mucho más joven que nosotras. Tiene a su espalda una historia de maltratos y un hijo de cuatro años. Cuando la conocí llevaba dos largas trenzas y una sonrisa enganchada. Con apenas veinticinco años sabe más de muchas cosas que muchos de mis alumnos (que van rozando esa edad). Se queda con Maria todas las tardes, y con eso y la ayuda familiar puede ir tirando. El otro día me llama justo cuando yo salía del trabajo (del último)… “¿te importa si le doy de cenar a Maria?.. es que Ricardo iba a cenar y ella me ha dicho que quería arroz”… No claro que no me importa, mejor y todo….”¿Y te importa si la baño? Es que he visto que tenías ropa en la mochila e iba a bañar a Ricardo, así que los meto juntos”. Sonrío. ¿Qué más se puede pedir?
  • Ramona es la suegra de mi prima. A veces la siento más de mi familia que algunas personas de mi propia familia. Y a veces creo que Maria es otra nieta más para ella. Cuando explico a la gente que los miércoles por la tarde se queda la suegra de mi prima con mi hija, creo que todos se hacen un taco. Supongo que todos esperan que sea una abuela la que cuide de la nieta cuando los padres no pueden. Y ella me trata casi como a una hija más.

Ahora que lo releo, creo que podrían ser personajes de una novela. Pero es que no hay mayor literatura que la vida propia… o que la propia vida.

5 comentarios en “Mari, Trini, Tania, Ramona…. o las mujeres de mi vida

  1. Mujeres de novela para pelear una vida sin algodones ni tiempo para conseguirlos. Mujeres y Vida… Y mientras van pasando los días, los meses, todos los años, y archivamos rinconcitos de memoria indispuesta, pedazos de sol, de bruma y algunas lágrimas saladas que no nos ahorrarán las venideras.

    Regalo eres tú también, para ellas, para mí, para cualquiera que enredara un par de instantes en tus espirales.

    Beso de prima, de quererte.

  2. “Tengo la sensación que la vida nos da regalos en forma de personas”. Ya somos más con la misma sensación… En este momento también siento recibir regalos en especias humanas de la especie.

    Cuánto gozo.
    Y claro, Fa, tú formas parte del paquete, sólo que estuviste desde el principio…
    Van llegando más, vamos a celebrarlo.

    Besos de quererte.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s