Otro…

…fracaso más.  O debería decir otra experiencia…. :(.

Si Estrellita lo hubiera conocido, lo hubiera bautizado como “el hombre sepia”. Él siempre utiliza ese adjetivo (sepia) para referirse a gente con la que no te vas a divertir. Lo hace con su padrastro, por ejemplo. Siempre me decía “… es un sepia, pero quiere mogollón a mi madre”. Yo intentaba hacerle ver que quizás era lo que su madre necesitaba. Pero lo cierto es que la sepia no tiene mucho sabor. Quizás por eso siempre se sirve con mucho ajo y perejil….

Cuando a veces le decía a Trini “no me hace reir….pero me da mucha paz”, ella se reía y me decía “..cuando todo pase, nos quedaremos con esa idea: el tipo que me da mucha paz… pero….¿para qué quieres que te dé mucha paz si tú lo que necesitas es guerra?”. Ya no me da ni tan solo mucha paz. Empieza a darme dolores de cabeza, y yo no estoy para más dolores.  Cuando le digo que no siento que se esté currando nada desde hace unas semanas, y que no vale invocar al cielo diciendo “ojalá que esto nos dure” sino que hay que trabajar las relaciones cada día…. me contesta algo como: ” es que me cuesta mucho separar la cosas y verte como una pareja en vez de como una compañera de trabajo….. o es que Maria te absorbe mucho tiempo”…. Si le digo que son excusas porque sólo son circunstancias, porque de aquí a diez días (por ejemplo) él dejará de trabajar con nosotros, y que de todas formas los sentimientos deberían estar por encima de eso, entonces me dice que no son circunstancias, y que siempre tendré el mismo problema con Maria (¿problema?), y que todas las madres les pasa lo mismo con sus parejas… (¿?). Eso se contradice con algunas propuestas, pero es lo de menos. Ya no creo en las promesas, ni en las propuestas, ni en los projectos comunes. Sé que hay momentos en que la situación del otro puede abrumarnos, pero si no hay empatía, ni intención de echarle un cable al otro… ¿para qué andarnos con tonterías?. Al menos esta vez no llegué a enamorarme, y aunque me da mucha tristeza, de momento nada ha hecho crack en el interior.

Quiero ser caracola.

3 comentarios en “Otro…

  1. Mmmm… En estas poquitas líneas me has dibujado la sonrisa de siempre, cuando, de tan burras, la vida nos hace fabricar palabras que expresen una frustración-cabreo-huida-(una_vez_más)-(yo_no_quiero_esto)… Y a la vez siguen parejos nuestros caminos. No sé, Caracola bonita… Cómo te echo de menos, Fátima!

    Beso gordo! De esos nuestros.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s