No tengo ganas de ver a nadie. No tengo ganas de hacer nada.

Así estoy. No sé si la palabra es derrotada.

Ojalá pudiera irme a Australia (por no decir las antípodas), con Maria, y olvidarme del resto del mundo.

7 comentarios en “

  1. Lo de las antípodas me ha tranquilizado. Aún no has perdido el humor.
    Y lo de no ver a nadie a mí no me parece raro.
    Llevo años así.
    Mejor Nueva Zelanda que Australia.
    Anda anímate un poco.

    Besos.

  2. Hola “Musa”.
    Te llamaría para darte muchos animos pero supongo que tampoco quieres oir a nadie. Que sepas que cuentas conmigo siempre.
    Abrazos inmensos

  3. Pues no veas a nadie, y si no hay Australia alguna al alcance de la mano, enciérrate entre plantas aromáticas y risa infantil. Pasará con tiempo y barritas de incienso…

    Beso de quererte!

    Pd: Aquí tenéis una terracita esperando… Ya lo sabes. Hoy me montaron el toldo para aliviar la solana. Y bendito sea…!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s