Tsunami

Mientras recorro aquí y allí viendo imágenes de algo que podría ser una película (y no lo es), los pequeños problemas domésticos de estos últimos meses se me hacen minúsculos. Y una empieza a pensar porqué nos sentimos ombligo de algo cuando el mundo es tan grande y los problemas “gordos” igual están por venir. Parece una época de catástrofes o eso me da viendo esa ola que barre barcos, casas, y todo lo que se pone a su alcance.

Como no conozco a nadie en Japón, ni conozco ningún japonés (más allá del restaurante al que Estrellita me ha llevado de vez en cuando), parece que sea un dolor muy ajeno. Y sin embargo Ibaraki podría haberse llamado Maresme y ahora estaría escribiendo otra cosa o no estaría escribiendo nada (mi primo, que es geólogo, me debe estar mirando mal de reojo, con sus capas tectónicas y esas cosas….). Pero no sé porqué extraño resorte, ciertas cosas que pasan en el mundo me afectan más que otras.  Quizás porque siempre admiré el carácter japonés. El país que se construye casi sobre el mar, que es capaz de diseñar y construir el edificio más alto de toda Asia, con esa fama de disciplina, modernidad/locura contrarestada con un alto sentido de la responsabilidad y el valor hacia la tradición.  O quizás es más sencillo y sólo es el espejismo de Lost in Translation que me dejó afectada. El caso es que me remueve por dentro. Tsunami emocional.

 

2 comentarios en “Tsunami

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s