Hoy escribo desordenado

A veces pasa eso. Se te agolpa todo en la cabeza. Yo me imagino un montón de palabras tropezando, que no son capaces de salir. Se juntan los espacios y no hay manera. Salen a trompicones desordenadas. Y así, tal y como vienen:

Me llora el ojo izquierdo. No sé si es conjuntivitis o simplemente la de horas que ayer estuve con una lentilla sucia.

No es insomnio. Es que ayer me dormí como a las nueve de la noche, y aunque son poco más de las cuatro de la mañana, ya no tengo más sueño. Aún así, sé que daré una vuelta por estos mundos y volveré a la cama.

Tengo un montón de cosas domésticas (de mi madre) por resolver. Si digo un montón son un montón. Pero lo voy posponiendo. Me da pereza, y además no me apetece enfrentarme a “eso”. No por el trabajo que supone, que no me espanta. Es por la parte emocional, que tengo sin resolver. De repente, me siento resolviéndole la vida a mi madre. Y es complejo. Ella, que todo lo resolvió para mí ya no está. Y eso duele en el estómago, en los ovarios, martillea la cabeza. Y me hace llorar (más) el ojo izquierdo, y también el derecho.

Empiezo a tener pánico escénico. Sé que se me pasará. Pero me empieza a dar miedo enfrentarme a que alguien pueda desaparecer de mi vida. Es como el cuento del Principito. El zorro ha sido domesticado. Igual la he vuelto a cagar.

Juanito insiste en vernos. Quiere enseñarme su coche nuevo (después de quince años de arrastrar un golf  del 94, propio de infantas, este año parece que se decidió y está como un niño con zapatos nuevos). Me río. Él tan austero se compra un coche, una nevera y un sofá. Todo de golpe. Aparte de atacar la economía doméstica no sé si le dará un ataque al corazón, con lo que le cuesta tomar decisiones. No sé porqué ando esquivándolo, a pesar que lo quiero mucho y sí, me apetece verlo. Quizá porque un día me dijo que él me veía como su pareja y a mí me dio miedo y salí corriendo. El pasado es pasado. Trini se reía porque yo le decía que me daba mucha paz. “Sí, “elmuchapaz”. Pero si a ti lo que te va es la guerra, nena!!”

Me emociona (mucho) El azar de los haluros. Creo que ando construyendo (a medias con Raúl) una cosa muy bonita, que empieza a tener forma. Y eso también me da miedo que se rompa.

No tengo ganas de ir a trabajar. Creo que ya se me han acabado las fuerzas para este año. Y lo peor es que ahora viene lo peor. Para la reunión de departamento de hoy he propuesto hacer un “yopongo” (yopongo un par de botellas de vino y unas pulguitas de queso y jamón dulce…..yopongo una tortilladepatatas…. yopongo una coca de “albergínia” y queso….). El punto del día de hoy: “estrategias para vivir mejor….”. Y el yopongo me parecía que era una… No sé si lo estoy haciendo bien como “jefa”… pero dinamizar el grupito al menos creo que sí, aunque Raúl me dice que tenga cuidado, que en este instituto se dan muchas puñaladas traperas, y que me mire la espalda….

El día 1 de junio hay una barbacoa con mis antiguos compis, a los que considero parte de esta familia de amigos.

Tengo ganas de hablar con Mariajo. La echo (mucho) de menos. El otro día, cuando se fue de mi casa me dijo: “¿Sabes de que me estoy acordando ahora????… del primer día que bajaste las escaleras, después de haberte puesto la prótesis, y me dijiste: mira, Mariajo, las bajo corriendo”. Le sonreí y cuando cerré la puerta se me escaparon las lágrimas.

Voy a dormir… veinte minutos más. Toro aún no ha publicado nada. O se me pasa o no llego….A este paso va a ser imposible conseguir ningún premio. Yo que me quería pedir tomarme un café contigo, y tú vestido con un tutú rosa…..

 

 

5 comentarios en “Hoy escribo desordenado

  1. No sabía lo de tu madre.
    Lo siento mucho.
    Tuve que desmantelar junto a mis hermanos la casa de mis padres cuando la vendimos…. no paré de llorar…

    Lo del café te lo vas a tener que currar más.

    :P

    Besos.

  2. Es dolorosa la pérdida de una persona querida pero al menos es el punto de partida para empezar a asimilar su falta. Pero cuando la desaparición es tan sólo en parte, se convierte para los de este lado en un extraño duelo sobre puntos suspensivos …
    No me extraña que el ojo busque su excusa y que la pereza se escude en la presencia.
    Tiene que ser complicado para ti, pero consuélate que no para ella.
    1 Beso

  3. No, no… no se fue. No se fue del todo, quiero decir. Es algo progresivo. Se le pierde la memoria, los recuerdos. Y sobretodo la memoria inmediata. No es capaz de aprender nada nuevo, y está desaprendiendo lo que supo alguna vez. Yo me pregunto qué somos sin recuerdos… y si alguna vez me olvidará a mí. Le llaman demencia frontotemporal… y es una manera como otra de irse por la puerta de atrás. Siento la confusión, si la he provocado.
    Besos a los tres. Gracias por estar ahí.

    PD. Prometo currarme el café….
    PD2. Pues me alegro que te guste El azar de los haluros. Es un proyecto a medias que me parece muy bonito… y ambos le estamos poniendo mucho cariño.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s