El run run interior

Hay algo aquí arriba, justo donde se acaba la frente, que no deja de dar vueltas. Ese run-run interior que te obliga a no dormir a la hora en que deberías, y te permite estar a las tres de la madrugada escribiendo en un extraño blog, que leen otros extraños compartiendo extrañas ideas. Tiene que ver con un traslado, con una decisión familiar, con un nuevo trabajo (van tres.. y hay quien no tiene ninguno.. no sé cómo hacerlo, juro que no es intencionado), con una decisión a largo plazo que tengo que madurar (y comentar con alguna amiga, de esas que te dicen las cosas a la cara y llenas de verdad… y me hacen pisar la tierra que a mí a veces los pies se me escapan hacia arriba….).

El run-run interior es algo propio. Lleno de intención. Y se hace más grande cuando las cosas no sólo dependen de uno mismo. Y no, no todo depende de uno mismo. Eso es lo que te hacen creer los libros de Pablo Coelho. Pero en esto de la vida, hay un porcentaje de azar incontrolado, o de causalidades desconocidas… llámale como quieras… ese punto que no se puede controlar… ese giro insospechado, o esos km por hora de más, esa curva o ese cambio de rasante, o ese coche que te encuentras parado en el arcén y que apenas puedes esquivar.

Si pudiera controlar ese porcentaje… todo estaría más claro.

3 comentarios en “El run run interior

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s