De poetas, memorias y estrellas

Este año tengo un alumno que se parece a él. Es alto, muy delgado y tiene cara de niña. Tiene una voz grave. Voy olvidando su voz. Y ya no recuerdo ni su cara, ni su cuerpo. Quizás recuerdo algún gesto. O algún detalle, como una extraña nariz chafada sólo por la punta.  Pero su voz: ya intuía que sería lo más complicado de olvidar.

Y es curiosa la memoria. Cómo se guardan los recuerdos. Cómo se olvidan. Me da miedo. Últimamente olvido muchas cosas. Las olvido completamente. Es desconcertante. Encuentro un papel en mi casillero y no tengo ni idea de cómo apareció allí. Entonces alguna compañera me dice: “te lo pasé yo, para que hicieras no sé qué….”. El no sé qué lo recuerdo… lo que no recuerdo es cómo llegó ese papel allí, ni cuando, ni si lo puse yo. O dejo las gafas o el móvil en algún sitio. Ahora, ahora mismo. Y pasan dos minutos y no tengo ni idea, pero ni idea, de dónde lo he dejado. Trini me dice que llevo mucho estrés… muchas cosas encima. Y que ni se me ocurra hacerme las pruebas del Alzheimer. Yo ni sabía que había pruebas. ¿Para qué hacerte unas pruebas?¿Para estar segura que al final de tus días lo olvidarás todo?¿Qué sentido tendrá entonces una vida sin recuerdos?. A veces siento que escribo para no olvidar.

Hoy me llamó Estrellita. Qué extraña, pero qué cercana a la vez,  su voz, su risa…. Cuando colgué, después de reir, me puse a llorar. No es tristeza, o quizás sí. No fue amor, o quizás sí. Me dice que me quiere mucho, que su casa es mi casa, que vaya cuando quiera…. Tiene una novia (no me lo ha dicho) que esta tarde iba camino de Madrid en el AVE. Se hace el tonto y me dice que quiere hacer más vida social… que tanto arriba y abajo al final se está quedando muy solo… que en un par de semanitas me da un toque y nos hacemos ese arrocito en la playa … que tiene ganas de darme cuatro abrazos de oso… que me voy a enterar….. y otra vez que me quiere mucho. Sé que voy a evitarlo. Como otras veces. Que pondré cualquier excusa: el trabajo, la niña, mi madre… Porque a mí, que me gustan los hombre altos y delgados, ese brazo peludo, grande, de oso que todo lo abarca… me puede. Y si me mira a los ojos. Y si me atusa el pelo. Y si me acerca su boca… sé que voy a acabar llorando.

3 comentarios en “De poetas, memorias y estrellas

    1. XD
      He tenido que releerme para entender tu comentario. ¡¡Se me olvidó lo que escribí :… !!

      Los libros no sé, pero un café… un café el día que sea la primera en comentarte, me lo debes. Y me acuerdo. Aunque sé que tengo que esforzarme más :p

      Bss

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s