Hoy escribo desordenado

Acabo la noche con un cola-cao. Empapo las galletas en él, aunque sé que no me conviene (ni el cola-cao, ni las galletas). Para compensar mañana haré dieta depurativa con zumo de limón. Ya he dejado preparado el zumo y el sirope de savia para mañana añadirle agua en el trabajo.

Escucho Love of Lesbian, como si tuviera veinte años menos (yo) o diez años más (ellos). Las canciones de las que me gusta la melodía no tienen buenas letras, y las que tienen un poema escondido, suenan como una mierda. Pero entonces va, y se muere Lou Reed.

Sueño con un jardín lleno de girasoles, un naranjo y  una mata de hortensias azules. También soñé que estaba embarazada de gemelos, aunque pueda parecer una pesadilla.

Cuando me he sentado me han empezado a temblar las piernas. Creo que es un claro síntoma de cansancio. Pero se está convirtiendo en permanente (¿no roza la enfermedad?)

Tere me quiere llevar al Valle de Pineta. Dice que necesito respirar aire de montaña, de Pirineos. Viendo las fotos creo que no puedo negarme.

valle-de-pineta

Tenemos un país hermoso. Sólo sobran algunos (villanos). Descubro que me importan una mierda los metadatos, el Visual Studio.NET, las maravillas de la tecnología, la política, e incluso el inglés. ¿Y si la clave fuese abrir una ventana y ver ese paisaje todas las mañanas?

Hace tanto tiempo que no me siento en un sofá para ver una tele que creo que se me está olvidando. ¿Y si la clave fuese sentarse en un sofá para comentar cómo le ha ido el día al otro, viendo un programa donde cuatro descerebrados se gritan unos a los otros?

Tengo ganas de subir una montaña. Otra. Aunque no sea tan alta. Ni tan nevada. Ni con tanto olor a azufre.

(Aquí huele a azufre- dijo él- aquí estuvo ayer el mismísimo diablo). Se llamaba Hugo. Hablaba de George.

Escucho música en el Spotify. Tengo una lista llamada Grandes Descubrimientos. Está llena de canciones preciosas que voy descubriendo. Hoy llegó Sebastien Tellier… Descubro que es un hombre lleno de talentos para la música.

Hoy escribo desordenado. Con la sensación de frases sueltas. De estar haciendo una redacción de última hora con palabras que alguien inventó para mí. Y entonces recuerdo una palabra. Una sola: saravá. Qué hermosa me parece, y qué bonito deseo. Saravá.

 

 

7 comentarios en “Hoy escribo desordenado

  1. He visto esa foto en el reader y no he tardado ni medio segundo en clickar sobre el título. Ve al Valle de Pineta, es el sitio más bonito del mundo, al menos para mí, claro. Tan bonito es, y tanto me ha marcado durante 30 maravillosos veranos de mi vida, que le he dedicado mi primera novela. Allí encontrarás todas las montañas que quieras para “conquistar” y, lo que es más importante, la paz y el bienestar necesarios para respirar y recrearte en los sentidos. Valle de Pineta… se me ilumina el rostro con sólo verlo escrito…

  2. Benjamín!: voy… al final voy seguro a Pineta! :). Saldremos mañana. Me alegro que te traiga tan buenos recuerdos!!! (al final uno es un conjunto de imágenes que le ha dado la vida)

    AY!… Rabelita! Cómo te echo de menos.. Yo también te quiero, aunque sea en la distancia.

    Mr. Ts: es usted un pesimista de cohones…. mañana mismo le envío una foto pa que la ponga de poster en el cristal de la ventana :p

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s