Madrugar

Madrugar tiene sus ventajas. De repente, parece que tengas más tiempo. Se te abre un mundo de posibilidades con una mañana más larga (pongamos que ha comenzado a las seis, por ejemplo). Entonces, por fin, ya me he teñido el pelo, he recogido la ropa de la secadora, la he doblado, los platos de anoche (no siempre los lavo por la noche, no), he tomado el café de las siete, con sabor a vainilla y a falta de que el tinte haga efecto y me pueda duchar, me siento a leer y a escribir, saboreando un segundo café. Miro con disimulo a Maria, que se cruzó en la cama nada más salir yo de ella. Escucho tres veces  Calls to arms, y me doy cuenta que cada vez me gusta más.

dondepongolosllaves
Dondedejélasllaves

Ando trasteando en la red (podría hablar con propiedad y decir que navego, pero en realidad lo que estoy haciendo es trastear). Encuentro una foto suya en un congreso de este año y se me revuelve algo aún muy al fondo. Por eso prefiero evitarlo. Aunque sonría, viendo cómo le han aparecido canas en esa pelusa que se deja bajo el labio (y que curiosamente también tenía Albert). De lo que infiero que tengo que buscarme un novio con pelusa bajo el labio…. (¿infiero?… creo que no lo utilizaba desde que estudiaba estadística en la facultad….)

Hoy me siento con una nueva cicatriz en el corazón. Y es que cuando no es, no es. Pero decir NO tiene sus consecuencias. Una tiene que armarse de valor y hacerle entender al otro (y a una misma) que no somos las personas adecuadas, que no me siento con fuerzas para hacerle un hueco a nadie en mi vida, y que lo ideal sería que saliese todo suavemente. Porque cuando fuerzas algo, al final salta por los aires.

Ducha. Y espacio para empezar el día. Otra vez.

8 comentarios en “Madrugar

  1. Me encanta madrugar y trastear por internet cuando el país está dormido.
    No hay ruidos.
    Parece que el mundo esté parado.
    Y yo en mi penumbra tecleo, tecleo y tecleo como un loco de otro planeta.

    Hay muchas cafeterías pero no has comentado la primera.

    Jajjajajja

    Besos.

  2. Madrugar es mi asignatura pendiente. Me cuesta horrores, y es verdad que sí, que cuando lo haces tienes más tiempo y todo eso. Pero no sé. Si el mundo colaborase un poco y me diese alicientes… xD

  3. No sé yo. A mí lo de madrugar nunca se me ha dado bien, y como que cuando tengo más tiempo las cosas me salen peor. Será porque funciono mejor bajo presión.
    Prefiero trasnochar. Soy noctámbula perdida, me gusta ese silencio y esa calma de los que habla Toro, pero en mi caso antes de dormir.
    Tras leerte, me da la sensación además que al madrugar también tenemos más tiempo para pensar y eso no siempre nos trae pensamientos o recuerdos tranquilizadores.
    De todos modos, por algo existe el refrán de a quien madruga, dios le ayuda ¿no?

    Bicos

    PD. Gracias por poner la foto del “dondedejélasllaves”

    1. Alis: la foto era para ti, claramente :). Aunque no lo dijese.

      Yo también era más de trasnochar… pero ahora trasnocho y madrugo. Así andamos.

      Besos

      1. Jajaja! Yo también trasnocho y madrugo… y luego voy todo el día zombi. Por suerte, por la tarde me puedo echar la siesta en el autobús que me lleva a Barcelona.
        Bonita canción. ;)
        Un abrazo!

      2. Desde que soy madre también me toca madrugar, pero no he logrado evitar el trasnoche. Es ya parte de mi esencia. Por eso ando también como ando.

        Intuí lo de la foto, por eso gracias de nuevo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s