De literatura, de ratones y de lluvias

De literatura

En las horas muertas, que suelen ser esos minutos que te quedan entre horas que parecen vivas pero también son muertas, reviso y leo blogs. Lo cierto es que no sigo muchos (si lo hiciese, no tendría bastante con las horas muertas-muertas y necesitaría también algunas horas vivas-muertas), pero son algunos los que van quedando y hacen poso.  Porque escriben bien. O porque escriben lo que me gusta leer. O escriben lo que me gustaría escribir o sobre lo que me gustaría escribir. A mí me gusta mucho como escribe Fernando. Aunque a veces me resulta extraño y ajeno. Pero otras, las más, parece que esté escribiendo desde dentro de mí. Igual no con las mismas palabras que yo haría, ni de la misma manera, pero desde la misma esencia o desde el mismo sitio. DIce Fernando que dice Raúl que dice Bolaño que la literatura es un peligro. Y lo describe Bolaño, en el blog de Raúl, como vivir en el límite entre lo conocido y el abismo. Y lo describe Fernando como sumergirse en una fosa abisal. Para mí tiene que ver con morirse por dentro, y sólo el vómito te permite volver a la vida. Hurgar en tu interior, buscando dolores y alegrías. Emerger. Cual iceberg. Hacia dentro y desde adentro. Y extraer, en cada nuevo latido, un trozo de vida.

De ratones

En casa tenemos un ratón. Llegó estas navidades, en forma de regalo de reyes. Es marrón, con una linea negra en el lomo. Tiene forma de ardilla sin cola. Es un hámster ruso. Se pasa la noche corriendo en una rueda de colores y haciendo ruido. No me despierto antes de las seis. Le hablo. Le pusimos Mantequilla, porque es blandito como la mantequilla. Una no sabe cómo pasan esas cosas y de repente de tanto cogerlo entre las manos, de darle de comer cada día, de limpiar la jaula, cambiar el algodón, el serrín del fondo… al final, una acaba hablando con un ratón. Hasta la cosa más extraña puede resultar lo más normal.

De lluvias

Llueve. Se respira mejor bajo la lluvia. Todo es más fácil bajo la lluvia. Y sabe mejor el café mientras lo tomas mirando por la ventana.

 

2 comentarios en “De literatura, de ratones y de lluvias

  1. Me pasa que me siento agradecido cuando leo lo que has escrito sobre mi literatura. Hay en este afán de expresar el mundo un deseo de retroalimentación y escribo deseo y no necesidad porque la necesidad tiene algo de ineludible que no lo tiene el deseo. En esa hilazón que has hecho entre literatura, ratones y lluvia se podrían encontrar varias metáforas. Como tú tampoco sigo muchos blogs, más bien soy de husmear por aquí y por allá. Sólo tengo dos fijos: el tuyo y el de Raúl. Te doy las gracias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s