Anatomía de las palabras

Aliento. Respiración, Respiro, Descanso. Brisa. Viento.

Breath and rest (como si no fuera lo mismo). Inspirar. Exhalar. Suspirar. Quejarse (una queja, como un lamento). Emitir (un quejido). Espirar y expirar (una vida). Y sudar (un tormento). Humear. Lanzar. Sudar.

Vencer (otra vida). Derrotar (al enemigo o al sueño). Permanecer inexpugnable, como si de la mejor fortaleza se tratase. Anhelar la victoria y alzarse victorioso. Victoria arrolladora y aplastante. Épico (el personaje). Gestas heroicas. Aeda o juglar. Sin juzgar (al ni el romancero ). Y sentir el amor a simple vista. Como una  tapadera de la tristeza de la diva. Ovación  y devoción (del público). Ósculo. Pubis. Isquión, ilión y sartorio. Poesía de la anatomía. Sístole y diástole. El movimiento de la vida. Contracción de un corazón que se encoge. La dilatación previa al sufrimiento. Auricular. Articular (sonido). Hélix y pabellón auditivo. Dedo meñique o auricular. Poner el dedo en la llaga. Producir mataduras, del roce de la piel contra la piel. Úlcera. O cáncer.

Imagen

Alveólo de pulmón, extraída de El cuerpo humano visto al microscopio.

4 comentarios en “Anatomía de las palabras

  1. A pesar del aparente caos de palabras, estoy seguro de que la parte consciente o inconsciente de tu subconsciente las tiene perfectamente enlazadas y ordenadas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s