Todo lo que vi desde un TRX

Del techo cuelgan unas cuerdas infernales en las que, cada mañana, antes de las siete de la mañana, suele hacer ejercicio. Sentadillas, remo y abdominales básicamente. El desgaste lo compensa con un buen desayuno en el bar de la esquina. El café largo y el panecillo pequeño, con tomate y aceite o con jamón algunos días. Lee el periódico y curiosea al resto de clientes. Luego sube a casa y se encierra a escribir, o a leer. A corregir textos infumables de autores que se creen únicos y geniales. O a transcribir textos, normalmente técnicos, que malpagan desde el otro lado del océano. Penden de las cuerdas algunos sueños. Algunos viajes que no se hicieron. Algunos hijos que no llegaron. Algunas parejas estables que aún no conoció. Abre la nevera varias veces. Pone música. Enciende el ventilador. Abre las ventanas. Entorna las persianas.

Cuando le entra hambre, baja al bar de abajo y se toma una cerveza y una tapa. Lo suficiente para seguir el ritmo. Corregir, transcribir, leer. Abrir la nevera varias veces: ahora agua, ahora un poco de pan con aceite, ahora un trocito de tortilla que sobró de la cena de ayer.

A media tarde trastea una siesta en un sofá desgastado por el tiempo y las envidias de las mujeres que no se lo llevaron. A dormivela le vienen imágenes de alguna historia inconclusa, y se levanta sobresaltado y se abalanza sobre el ordenador y escribe de forma desordenada cuatro frases que le quedaron enganchadas entre la pelusilla de las cervicales.

Anochece. Apaga el ventilador. Si está apagado lo enciende. Enciende alguna luz, la tele (si hay algún partido de fútbol). Le quita el volumen. Se hace un gin-tonic. Luego otro. Luego otro más. Se para a pensar que hoy tampoco sonó el teléfono. Hace una mueca. Escucha unas risas en el piso de al lado. Luego golpes contra la pared que provienen del de al lado. Se hace un sandwich de jamón. Se lava los dientes. Se ducha. Se hace una paja en la ducha. Se mete desnudo en la cama. Tiene frío. Se tapa con una manta. Cierra la luz. Duerme.

Un comentario en “Todo lo que vi desde un TRX

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s