De ciudades

La antigimnasia me rompe por dentro. Pero para bien. Rompe las estructuras que llevan años rígidas en mi interior. También toca emociones que antes no sentía y me hace consciente de partes de mi cuerpo que nunca me he atrevido a mirar (bien), como los pies. La última sesión fueron los brazos. Porque para alcanzar el cielo hay que levantar los brazos. Va más allá que hacer unos simples estiramientos o movimientos con ellos. Realmente sorprendente la agitación en el pecho y el cómo una, casi sin darse cuenta, se siente un águila. Somos águilas. Somos fuertes. Somos lo que queramos ser.

El FengShui me conecta con otra yo. Sonrío con los conceptos que de alguna manera hace años tengo interiorizados. No puedo evitar asentir con la cabeza cuando Silvestre o Natividad explican ciertas cosas sobre la vida y la forma en que la llevamos. En algún momento Natividad explica que a veces hay cosas sencillas, como cambiar los muebles de sitio, que hace que las energías fluyan de manera diferente, que es una de las mejores maneras que hay para limpiar los espacios: vaciar cosas y cambiar los muebles. Está claro que forma parte de la renovación. A mí siempre me ha funcionado, aunque en los momentos en mi vida en que he compartido mi casa con otros, los otros no lo hubieran entendido muy bien. A veces, siento que los objetos se impregnan de las energías de aquellos que las han usado. Quizás por eso hace poco me deshice de todos los nórdicos que tenía en casa y los he cambiado. Sólo tengo dos fundas, pero no necesito más. Ahí andamos. En deshacerme de las cosas que no necesito.

Y este fin de semana de mar me ha sentado de muerte. He hecho la madrileña por Tossa y he conocido gente fantástica en mis ratos de soledad. He caminado, he tomado el sol, he paseado por una ciudad que hacía tiempo no visitaba…. De regreso, Maria me pregunta en el coche: “Mamá, ¿volveremos?”. Dice que las ciudades que les gustan (en este orden) son: Galicia, Tossa, Sabadell, Barcelona y Madrid. Yo no estoy totalmente de acuerdo, pero sonrío. Sé que le quedan muchas por descubrir, pero qué bonito que empiece a tener criterio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s