De limpiezas y libretas.

Maria ha decidido no dormir conmigo. Me fascina, porque hace un par de semanas me dijo: “mamá: voy a dormir en mi habitación”. Y desde entonces duerme allí (con alguna pequeña intermitencia en que vino mi madre a dormir a casa y utilizó su habitación). Le cuento un cuento, le doy las buenas noches y se queda despierta en su habitación. El primer día le dije que si tenía miedo o si se despertaba a media noche podía venir a mi cama sin problemas. De la forma más natural posible me preguntó: “¿y por qué me voy a despertar a media noche?”. Y no, no lo ha hecho. A mí el colecho me ha parecido siempre la opción más natural (que no quiere decir que sea la mejor). He tenido que aguantar algunos comentarios estúpidos sobre la falta de autonomía, la mamitis, lo “mimada” que está… y al final se está haciendo mayor de una forma natural, tomando decisiones por ella misma y madurando a su ritmo, como siento que debe ser. Pero su habitación no es realmente su habitación. Se quedó con los muebles que allí había. Apenas retiré lo que era una mesa de despacho, pero dejé un sofá cama y estanterías, algunas aún con libros/cosas míos. Ella ocupó ese espacio con juguetes, peluches, una cocinita… y mil muñequitos pequeños que han ido llenando cajas y cajas. Estas navidades le propuse decorar su habitación. Pintarla del color que ella quisiera y cambiar algunas cosas. Buscar un armario, poner lámparas nueva para que pueda leer por la noche, quitar estanterías y libros y cosas mías y llevar allí su ropa, sus zapatos y sus cosas. Así que hemos empezado por vaciar, como siempre, como la buena consultora de feng-shui en que me estoy convirtiendo. Seleccionamos libros. Le pido que sólomente se quede con aquellos que aún no ha leído, o que aún puede leer (o releer) o con aquellos a los que le tiene cariño. El resto los ponemos en una bolsa para llevarlos al café Pampol, donde hace unas semanas perdieron/se rompieron todos los libros infantiles. Algunos directamente van a la basura (ya no se pueden aprovechar). Y encuentro entre sus libros una pequeña agenda que tiene casi ocho años. La utilicé cuando viví en Madrid, una pequeña Moleskine que incluye el mapa de Madrid, el plano del metro, algunos teléfonos de interés… y miles de anotaciones de un año entero.

libreta

Algunas citas de personajes conocidos:

  • “Muere lentamente quien evita una pasión y su remolino de emociones, aquellas que rescatan el brillo de los ojos y los corazones decaídos” P. Neruda
  • “Los niños adivinan qué personas los quieren; es un don natural que con el tiempo se pierde” Robert Koch (1834-1919)

Algunos consejos de algún profesor/conferenciante del curso:

Consejos de Javier Reverte, con quien tomé(amos) un café después de la conferencia y me firmó el libro que le regalé a mi tía por su cumpleaños.:

  • Recordad que el arte ataca a la emoción.
  • Contad algo sobre la dignidad en el estado del horror
  • Descubrid la soledad
  • Sed curiosos.

Unas notas sobre metafotografía, que pensé para el concurso nacional de fotografía Calzarte Ciudad de Elda (19 de febrero del 2007) y que nunca llegué a presentar

  • manoletinas en diferentes perspectivas, pegadas en las cajas y fotos de las cajas
  • fotos de fotos de zapatos en el suelo (picado)
  • cajas blancas y negras, con zapatos blancos en las cajas negras y al revés.
  • fotos de zapatos en polaroid, fotos de las fotos.
  • tacones, sólo tacones. Fotos de las fotos de tacones.
  • Zapatos de novia. Putas en el escaparate vestidas de novia. Distinguir una novia de una puta. ¿Se distinguen? Todas las novias son putas. Todas las putas son novias. Se me va la olla (esto también está escrito)

Una lista de películas de Man Ray

  • Le retour à la raison 1923
  • Emak Bakia 1926
  • L’etoile de mer 1928
  • Les mystères du château du clés, 1928
  • ….

Una lista de cosas  (algunas no sé qué significan)

  • paro
  • coche
  • Fuensanta
  • Patxi
  • Papá
  • llamar Fincas Gracia (aclarar %)
  • ASM Paloma (certificado empresa, entregar encuestas)
  • Tf de Mariajesús 91 327 8….

Repaso la libreta nuevamente. Me parece prescindible. La meto en la bolsa de los libros que tiraré mañana. Siento que me deshago de algunas cosas del pasado. La palabra deshago me trae la palabra desahogo. Como quien ensarta palabras en un collar. Un collar de palabras.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s