Cuando vuelve a empezar.

Es cierto. Cuando la tristeza pasa, el corazón vuelve a latir, pero más despacio. Lo leí en el diccionario de afectos  de Raúl (de emociones y sentimientos)

Suena Pau Vallvé. Que no suena a “rock català”, ni a “folk català”, ni a “rumba catalana”. Canta en catalán, pero podría haber nacido en Rovaniemi. No sabía cómo se escribía Rovaniemi. En realidad, no sabría ni donde está si no fuese por Medem y sus amantes. Julio. Menos mal que nació. Hay que dar las gracias a su madre por parirlo y a su padre y a su madre por concebirlo.

Todo empieza a colocarse, a pesar del caos de las cajas, de las pinturas, de la lista de “TO DO” que se va duplicando por arriba mientras disminuye lentamente por abajo. Empiezan a normalizarse los horarios. Una semana más, creo que en una semana más todo estará más traquilo. Con el calendario hecho. Y la vista en otro sitio. Con un poco de suerte y mucho, mucho trabajo.

Cuando todo vuelve a empezar, podemos hacer un inventario de latidos.

Un comentario en “Cuando vuelve a empezar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s