Sé que voy a estar bien

Sé que voy a estar bien.

Quizás porque la ciudad se extiende a mis pies y desde aquí puedo dibujar el campanario que me ha acompañado estos últimos tiempos.

Sé que es un punto de inflexión hacia otra cosa, que aún no sé bien qué es exactamente. La incertidumbre de la vida.

Sé que debe ser ahora y debe ser así. Y seguir creciendo, como el eucaliptus que va despejando, en medio de cualquier bosque, el camino propio hacia el cielo.

¿Miedo? Me preguntas. Sí, claro. ¿A quién no le asusta el vértigo?. Nunca sabes qué es lo que te guarda la vida ahí delante. Pero hay un secreto: espera, tranquila, a que llegue. Y respira. Y estira los brazos para coger todo aquello que quieres. Isabel me hace llorar por dentro, cuando me recuerda que me lo merezco. ¿No nos lo merecemos todo?. Pide. Se te concede.

Sé que debo volver a escribir. Va a ser hora de volver a vomitar todo lo que estos meses he ido guardando. Para luego volver a digerir. El vómito emocional. Como el rumiante regurgita.

El cansancio se hace infinito. Debe ser el otoño. El momento previo a hibernar.

Suena Satie. Es el piano que me hace olvidar tu voz.

Sé que voy a estar bien, aunque ya no estés aquí.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s