De tristezas

Ella me está ayudando a construir la casa por dentro. A poner columnas en el corazón.  A conectar el alma con el cuerpo que me tocó. Me permite sentir y ser y, desde otro mundo, ayudar a otros.

Se me acercó una mujer sin ojos. No fui capaz de llorar todas sus lágrimas. Me sentí inundada, de su tristeza y de su dolor. Y ella me acompañó desde su propio dolor. El dolor de perder a un hijo y la tristeza que te deja el vacío.

Estoy rodeada. Vienen muchos y no puedo con todos. No puedo sostener toda la tristeza ajena, ni siquiera la heredada.Intento sólo quedarme con la mía. Y que la luz del sol nos despeje el dolor.

Siento que debe ser así. Y que encontraré el camino.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s