Lo que tiembla

Leo en algún sitio “yo valoro lo que tiembla” (Efi Cubero) y me doy cuenta que yo también. Lo que tiembla tiene que ver con la emoción (de dar o recibir un regalo, de dar o recibir amor, de dar o recibir un abrazo a tus hijas, de dar o recibir una buena/mala noticia….). A pesar de mi formación, analítica y organizada, yo soy emocional y caótica. Así que muchas veces, más de las que me gustaría, tiemblo por dentro. Mi mente analítica me dice que evite el temblor. Pero las entrañas me rugen y me empujan a seguir sintiendo, porque, me digo, eso es la vida. Aunque en algún momento me falte el aire.

Breathe. Just breathe and take it easy.

Dos horas y diez minutos más tarde me encuentro en el cruce de Passeig Sant Joan con Casp. Mal aparcada, en una esquina imposible, un tipo me acerca un libro por la ventanilla. Cosas del Wallapop y de mi afición por acumular libros que luego no encuentro momento para leer. Pero pienso: “Llegará un tiempo, en que pueda sentarme junto a la ventana a leer….”. Así que me hago con un ejemplar de Sapiens, en inglés (aunque es una gilipollez, porque fue escrito originalmente en hebreo) pero, me digo a mí misma y a Guillermo (que es el tío que me lo vende) que así practico, que tengo el inglés oxidado y me da mucha rabia ir perdiéndolo. Guillermo se lía (a pesar que estoy mal aparcada) y me hace una lista de apps, páginas web, recursos para aprender inglés… También me habla de otros libros de antropología, como Orígens, que él estudió alemán en la EOI cinco años y que su novia vive ahora en Austria. Todo así, en cinco minutos. Como si tuviese la necesidad de vomitarle al otro su vida entera. En otro momento, le hubiera dicho de irnos a tomar un café, porque lo veo tan solo, tan majo y con tantas ganas de conversación.. pero tengo ganas de llegar a casa y quitarme ese temblor interior.

Lloro bajito en el coche. Lo justo para volver a respirar. Yo era de grandes llantos, pero ya no. Winter is for lovers, dice la guitarra de Ben Harper. Creéte sólo la mitad. Porque el mundo es una gran mentira, y sólo los justos dicen la verdad. Aún me sorprende viajar por una ciudad en que todo el mundo va con mascarilla y pienso en la absurdidad de este momento de la historia y en los intereses escondidos de una vacuna universal. Sigo pensando que es más útil hacernos antes un test serológico y descartar esa persona para ponerle la vacuna, entre otras cosas porque es más barato y resulta innecesario gastar una vacuna en alguien que ya tiene los anticuerpos (¿no era esa la finalidad de las vacunas?).

Close your eyes. Put your head on my shoulder and sleep. Mañana me gustaría despertarme en London, o en Vancouver.
Close your eyes,
when you open them dear I’ll be near
by your side

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s